Las manos de Jaramera

 

Pedro Henares Cuesta viene del mundo del dise√Īo de proyectos industriales. Usuario de lo urbano por necesidad, ha logrado volver sobre sus pasos para construir su futuro en lo rural, en su entorno. Uniendo sus experimentos y su pasi√≥n alquimista del queso, ha logrado construir un nuevo contexto, llamado Jaramera, para seguir volcando su energ√≠a. Camina para unir personas en conversaciones casuales, mientras les invita a degustar placeres y momentos. Danzar√≠n e inquieto, sue√Īa con que Jaramera se haga mayor, reinvent√°ndose a cada momento, evolucionando al lado de todas aquellas personas que la acompa√Īen.

 

Luc√≠a S√°ez B√©jar, bi√≥loga de esp√≠ritu, procede del mundo de la consultor√≠a, de observar, analizar e intervenir en el mundo rural desde lo urbano. Tras un punto de inflexi√≥n, decide retomar su camino rural desde la acci√≥n, desde el territorio. Le seduce pasar del sector servicios y mundo de lo et√©reo, al sector primario, origen de lo tangible, para alimentar a su gente desde la atenci√≥n, la calidad y la creatividad. Disfruta con el nuevo camino emprendido, rodeado de nuevas experiencias, incertidumbres y ense√Īanzas; y con un contacto directo con el mundo real, desde la bacterias y mohos que trabajan en los quesos de Jaramera hasta las personas que sonr√≠en mientras experimentan el placer de degustarlos. ¬†Sue√Īa con vivir despacio y con poder ofrecer el veh√≠culo, en forma de manjar, para esos¬†momentos en que el reloj se pare cuando nuestra gente saboree Jaramera.

 

Y Jaramera tiene detr√°s otros tantos cientos de manos. Amig@s, conocid@s y compa√Īer@s que han hecho que vea la luz, que llegue exitosa hasta hoy, que se forme, que se defina. Gracias por esas horas empe√Īadas, por los consejos de dif√≠cil formulaci√≥n, por las esperanzas a veces incr√©dulas, por creer en lo inimaginable. Y, ante todo, por habernos ayudado por encima de cualquier freno racional. Desde Jaramera os gritamos a los cuatro vientos…

¬°¬°Que nadie se atreva a no reinventar su ma√Īana!!